¡Retírese inmediatamente, general…!

Por: Tony Raful
tonyraful5@yahoo.com

Balaguer quien era un zorro político difícil de embaucar en historietas de mal gusto, nunca creyó en la muerte aparatosa de Johnny Abbes en Puerto Príncipe. Astuto y sagaz, enemigo a muerte de Abbes, filtró a la opinión pública el desalmado relato que le enviaron desde Haití, sin firma responsable, y sin estar calzado por ningún organismo oficial de Gobierno haitiano ni por ningún servicio de Inteligencia. Pero Balaguer sintió placer en el relato. Lo sabía ficción pero disfrutaba el discurso del deseo. Supuso que Abbes había caído en desgracia con sus protectores. Y la descripción terrorífica de su supuesta muerte, valía una muerte verdadera. Pero no podía difundirla como oficial, no tenía firma responsable. Y para no dejar dudas de que era una verdad tentativa, la incorporó a su libro de ficción “Los Carpinteros”. El placer de confirmar el relato anónimo de la muerte de Abbes, no lo dejaba dormir. Fue entonces cuando llamó a su despacho a un alto militar que solía hacerle trabajos especiales y gozaba de su absoluta confianza. Ese oficial se presentó ante él.

-A sus órdenes Presidente. 

-Lo he mandado a buscar General para que vaya a Haití, debido a sus buenas relaciones con el alto mando militar haitiano, e indague por la suerte corrida por el señor Johnny Abbes García, de quien se dice que murió junto a su familia y el servicio doméstico, como consecuencia de estar conspirando contra el Presidente Duvalier. Necesito confirmar ese dato dentro de la más estricta confidencialidad de Estado. Y aproveche para darle mis parabienes al Presidente Duvalier. Yo sé General, que usted fue enlace entre la Fuerza Aérea y el Servicio de Inteligencia Militar, SIM, que dirigió el señor Abbes en las postrimerías de la Era de Trujillo.

-Con mucho gusto Presidente, consultaré la información recibida por usted y se la transmitiré de inmediato.

Este diálogo se efectuó en el año 1969 en el Despacho del Palacio del Presidente Balaguer. El alto oficial estuvo 10 días en Haití. Incluso presentó saludos al Presidente Duvalier de parte del Presidente Balaguer. Regresó a Santo Domingo y se presentó ante Balaguer.

La conversación entre el oficial y el Presidente dominicano, la voy a relatar cómo me la contó el oficial, hace algunos meses con el compromiso de no citar su nombre. El oficial entró al despacho, Balaguer lo esperaba con ansias. Sentado detrás de su escritorio, el Presidente ordenó al oficial que le informara de su misión.

-Presidente, respetuosamente, tengo para informarle, que de acuerdo a informaciones oficiales recibidas y confirmadas, Johnny Abbes, está vivo y salió de Haití en una operación coordinada por un organismo de inteligencia extranjero y por el propio Presidente Duvalier.

El Presidente Balaguer se tornó iracundo, no lo dejó concluir el informe, y dando un manotazo sobre el escritorio, exclamó: “Pero este maldito hombre será un pacto que tiene con el diablo, que no se muereÖ ¡Retírese inmediatamente, General!”.

Los comentarios están cerrados.