Ultimate magazine theme for WordPress.

Rafael Gamundi señala que las divisiones del PRD iniciaron con desacuerdos entre Juan Bosch y Enrique Jiménez Moya

99

El exmilitante del PRD dice que los dirigentes no pudieron arreglar sus diferencias por lo que ambos buscaron diferentes métodos para derrocar la dictadura desde el exterior

Rafael Gamundi Cordero, quien fue un dirigente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y el Movimiento de Liberación Dominicano (MLD) durante la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo relató que hubo una fuerte división entre los distintos grupos del PRD radicados en el extranjero que se preparaban para derrocar el régimen.

Rafael Gamundi Cordero

“El partido era muy pequeño, era varias seccionales, había una seccional en Nueva York, una en Caracas, la de Cuba que se había descompuesto y la de Puerto Rico”, dijo.

El actual presidente de la Comisión Nacional de Estrategia del Partido Revolucionario Social Demócrata (PRSD), detalló que los planes de invasión contra Trujillo se vieron frustrados debido a diferencias entre los dirigentes de los grupos perredeístas.

En una entrevista para el programa «Revista Dominical Dejando Huellas», producido por Onorio Montás y transmitido por CDNRadio, el exmilitante explicó que el conflicto se produjo tras la llegada del entonces presidente cubano, Fidel Castro a Caracas, Venezuela, el 23 de enero de 1959.

Castro dio un discurso formidable en contra de los dictadores y los tiranos diciéndole a los pueblos que luchen por su libertad, su democracia y por la patria. Según describió Gamundi Cordero, se trató de un hecho “apoteósico”, para el que todo el pueblo fue a recibirlo y ver a los denominados barbudos.

Afirmó que posterior a este discurso, Enrique Jiménez Moya, quien aún no era comandante en ese entonces del Ejercito de Liberación Dominicano (ELM) que organizaba las expediciones de junio de 1959, invitó a diversos dirigentes del PRD a una reunión para tratar asuntos relacionados con la invasión que estaa organizandohacia el tirano.

Al encuentro asistieron Juan Bosch, Ángel Miolán y Nicolás Silfa quienes fueron recibidos por Enrique Jiménez Moya, José Horacio Rodríguez, quienes murieron en la expedición y Delio Gómez Ochoa aún sobreviviente.

Gamundi Cordero afirmó que cuando Bosch se interesó por conocer los planes que tenían sus anfitriones, Jiménez Moya se reaccionó de forma airada, con su contestación a causa de su desconfianza.

De acuerdo con el exmilitante, la respuesta que recibió Bosch fue: “Aquí nadie tiene que saber nada de planes, lo que tienen es unirse simplemente y entregar las armas para nosotros redistribuirlas”.

A su vez, Ángel Miolán, quien fue un luchador por la democracia del país, molesto por la actitud de su anfitrión Enrique Jiménez Moya expresó con ironía su desacuerdo con la discresión del comandante.

“Yo no sabía que Fidel Castro era dominicano para nombrarse comandante supremo”, dijo.

Gamundi Cordero señaló que luego de este encuentro ambos grupos se volvieron enemigos y tomaron rumbos diferentes.

El exmilitante, quien formó parte del grupo dirigido por Bosch, comentó que a diferencia de Jimenes Moya y sus seguidores, éstos contaban con el apoyo de la comunidad internacional que difícilmente recibiría su contraparte residente en Cuba a causa de su vinculación con Fidel Castro.

Destacó la ayuda recibida por parte del presidente venezolano Rómulo Betancourt en su preparación para culminar con la dictadura. 

Declaró que cuando se produjo el ajusticiamiento se encontraban en la selva, abriéndose paso hacia la República Dominicana pero lejos de cancelar sus planes y retornar a Venezuela, decidieron ingresar al país de todas formas.

En este sentido, consideró que los mayores conflictos que atravesó el PRD tuvieron lugar luego de que las distintas agrupaciones se asentaron en el país. El primer mitin, que el exmilitante describe como algo “espontaneo”, se produjo el 7 de julio, tan solo dos días después de la avanzada a su llegada en su local del El Conde 13 frente al parque Colón donde estaba ubicado el local del PRD.

Luego, en 1973 el profesor Bosch decidió abandonar al PRD para formar el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Sin embargo, destacó que previo a su renuncia, Bosch formó una Comisión Permanente para que se encargara de los asuntos del partido.

“Cuando se habla de una división, desde mi punto de vista, es que ambas partes pretenden ser los líderes del partido, pero lo que sucedió con Juan Bosch es que se retira y se lleva una gran parte del partido”, puntualizó.

A su vez, señaló que Bosch había estado en las esferas del poder anteriormente cuando se desempeñó como secretario general del presidente cubano Carlos Prío Socarrás, por lo que tenía muchos conflictos con los demás dominicanos que tenían otras apreciaciones e intereses.

OM/JCV

Los comentarios están cerrados.